fbpx

Conoce cómo se relaciona la productividad que tienes con tomar agua

Si sientes ansiedad, cansancio o te distraes fácilmente, es posible que necesites tomar más agua.

El agua es el líquido vital para el desarrollo de la vida, pues todos los seres vivos en el planeta tierra necesitan de este recurso para sobrevivir, pero no solo eso, la ingesta de la misma tiene varios beneficios (de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social) para los humanos como:

  1. Ayuda a regular la temperatura de tu cuerpo, especialmente durante el ejercicio.
  2. Una hidratación adecuada ayuda a mantener lubricadas las articulaciones y los músculos.
  3. Cuando se bebe suficiente agua, ésta pasa a través del tracto digestivo sin problemas, ayudando al movimiento intestinal.
  4. El agua ayuda a hidratar tu piel, aumenta su elasticidad ayudando a verte más radiante y joven.
  5. Una cantidad adecuada de agua al día puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón.
  6. Ayuda a que la sangre transporte oxígeno, y el nivel de energía aumenta cuando el cuerpo está bien hidratado.
  7. El cerebro requiere de agua para trabajar de forma más eficaz, ayudándote a pensar mejor.

Son precisamente estos dos últimos puntos los más importantes, si lo que te preocupa es ser más productivo en tu vida diaria.

También te puede interesar: Hidratar a tus empleados: Clave para mejorar la productividad de tu empresa.

¿Tomar agua aumenta la productividad?

Como se mencionó anteriormente una adecuada ingesta de agua potable aumenta nuestra energía y permite que nuestro cerebro trabaje de manera más eficiente, lo cual influye de manera positiva en nuestra productividad.

Es importante mencionar que cuando te deshidratas, se generan efectos negativos en las tus capacidades cognitivas, lo que provoca desde fatiga hasta falta de atención. Además, está demostrado que la deshidratación tiene un efecto directo en la dificultad para retener información y en la memoria.

Estar correctamente hidratados no sólo nos ayuda a pensar de forma calmada y racional, sino que también favorece el tener una respuesta más tranquila ante las situaciones del día a día y a controlar el mal humor.

El agua cumple la importantísima labor de permitir las funciones necesarias en el cerebro para su correcto desempeño, por eso, cuando el nivel de agua en el organismo ha descendido y no se renueva constantemente, ocurre la falta de atención y la dificultad para concentrarse.

Otros beneficios de la ingesta del agua, que pueden ayudar con tu productividad

Aumenta la concentración:

Cuando estás hidratado, estás concentrado, lo que te permitirá desarrollar labores y tareas de forma continua y eficiente

Ayuda a disminuir el estrés:

Los ambientes laborales pueden ser demandantes, lo que podría afectar el buen ambiente laboral en la oficina. Además de implementar buenas estrategias internas para combatir esto, promover el consumo de agua puede ayudar a mantener por más tiempo un buen estado de ánimo.

Evita y alivia los dolores de cabeza:

Si no has descansado como es debido, o encuentras tu trabajo particularmente estresante, es momento de que aumentes tu ingesta de agua, dicho líquido además de evitar la fatiga, puede ser el remedio ideal para combatir dolores de cabeza recurrentes, pues incluso médicos y especialistas recomiendan hidratarse bien antes de tomar medicamentos.

Reduce calambres y el adormecimiento:

Si tu trabajo es dentro de una oficina, o sueles permanecer mucho tiempo en una misma posición, es probable que de vez en cuando te de un calambre o se te adormezcan los músculos.

Si este es tu caso, es importante que sepas que la buena circulación también depende del nivel e hidratación del cuerpo, por eso, beber agua reduce la incidencia de calambres, extremidades adormecidas y otras afectaciones musculares.

Más agua = más productividad

Como puedes ver, el mantenerse bien hidratado, trae muchos beneficios a tu vida diaria, con lo que efectivamente podrás aumentar tu productividad.

Últimos Artículos